Sopa de Cebolla

noviembre 14, 2012 by admin

¿Te gusta la sopa? y ¿la cebolla? si la respuesta es sí sigue leyendo.

Una vez al mes nos reunimos con Jorge y Marisa, amigos y colaboradores del Gorro Blanco.

En esta ocasión nos propusieron como idea preparar una Sopa de Cebolla.

En un primer momento no teníamos muy claro que receta elegir, pero nunca ha sido tan fácil cocinar como lo es ahora. Se te ocurre una idea, buceas un poco por la red y encuentras al segundo un montón de recetas, en todos los formatos imaginables.

A nosotros nos gustó la receta de el Cocinero Fiel, pero hay tantas como gustos.

Ingredientes:

 

  • 4 Cebollas. Coste 0,32 €
  • 6 Dientes de ajo. Coste 0,12 €
  • 2 Carcasas de pollo. Coste 0,30 €
  • Sal. Coste Paquete de Sal 0,40 €                             
  • Pimienta negra en grano. Coste bote 0,70 €                             Descargar Receta      
  • Una hoja de laurel. Coste bolsa 12 0,70 €
  • Agua
  • Soja. Bote Kikoman 150 ml. 3,95 €

 

Coste Aproximado para 4 personas 2 €

Elaboración.

 

Lo primero que prepararemos será una Sopa de Pollo. Para ello ponemos un poquito de aceite de oliva en una cazuela, esperamos a que esté caliente y echamos dos ajos machacados (en este punto es interesante echar muy poquita aceite ya que el pollo es muy graso).

Cuando el aceite haya cogido sabor echamos las dos carcasas de pollo salpimentadas.

Esperamos hasta que se pongan doraditas para añadir agua hasta que se cubran.

Ponemos el fuego al máximo y justo antes de que rompan a hervir lo ponemos al mínimo.

Por otra parte cortamos la cebolla en Juliana. Los ajos los cortamos muy finitos, cuanto más mejor. El ideal para esta receta es una cebolla y un ajo por persona.

Echamos un chorrito de aceite en otra cazuela con la cebolla y los ajos, con el fuego muy suave los dejamos un buen rato hasta que se pochen completamente.

Yo he dejado la sopa de pollo una hora y media, con este tiempo conseguimos una sopa llena de sabor. En este punto colamos la sopa sobre la cazuela donde tenemos la cebolla y la dejamos otros diez minutos para que se mezclen los sabores.

Desgrasar una sopa
En nuestro caso, como apunté más arriba, nos quedó la sopa un poquito grasa. Jorge nos enseñó que este contratiempo se puede solucionar, para ello hay que poner el cazo en la superficie de la sopa e introducirlo muy poco a poco para que el exceso de aceite baje.

Por último y completamente opcional vertemos un poquito de salsa de soja. Lo ví en el Cocinero Fiel y la verdad es que le da un puntito muy interesante.

Espero que os guste!!!